Recursos FIRST LEGO League | ¿Qué más consumimos cuando consumimos agua?

Recursos FIRST LEGO League | ¿Qué más consumimos cuando consumimos agua?

¡Hola equipos!

¿Cómo lleváis vuestras investigaciones? Estamos a pocos días de las vacaciones de Navidad y ya hemos comenzado a leer por las redes que algunos ya estáis celebrando en vuestros centros educativos la microFLL. ¡Mucho ánimo a todos! Seguro que lo haréis genial.

Esta semana los encargados de contarnos cosas súper interesantes vuelven a ser SUEZ y la Escuela del Agua. Como bien sabéis, este año participan en FIRST LEGO League como colaboradores temáticos. ¡Estamos encantados con todos los conocimientos que comparten con nosotros!

En este segundo post nos han querido contar qué más consumimos cuando consumimos agua.

Esto te debería sonar: el agua es un recurso muy preciado y escaso que debemos utilizar con responsabilidad. Cada vez que abrimos el grifo, activamos el pulsador de la cisterna del WC o ponemos en marcha alguno de los electrodomésticos que utilizan agua sabemos que estamos haciendo uso de este bien, pero ¿te has parado a pensar alguna vez qué otros recursos se han utilizado para producir y conducir esta agua hasta tu hogar? ¿O qué recursos se utilizarán para tratarla y devolverla al medio en unas condiciones aceptables?

Si ya habías reflexionado antes sobre estas preguntas y sabes la respuesta, ¡perfecto! Si todavía no te lo habías llegado a plantear, tómate unos segundos para pensar en ello… ¿Lo tienes ya? ¡Exacto! Para que el agua llegue hasta nuestra casa y podamos beberla, ducharnos y hacer el resto de usos cotidianos ha hecho falta otro recurso muy importante: la ENERGÍA. Pero espera… Esto no es todo: también necesitaremos energía para poder retornar esta agua que utilizamos al medio sin que produzca afectaciones sobre la flora y fauna.

Hagamos un repaso a los puntos del ciclo del agua donde el consumo de energía es más importante:

  • Potabilización o desalación:

Generalmente la captación del agua que se potabilizará se realiza mediante bombas. Las bombas son equipos que utilizan la energía eléctrica que se capta de la red para dotar al agua de energía cinética; es decir, para moverla. Además, si no se ha podido configurar la instalación para que el agua pueda avanzar por los diferentes procesos gracias a la gravedad, será necesaria una o varias impulsiones intermedias. Por otro lado, en aquellos tratamientos en los que se utilizan tecnologías de membranas (ultrafiltración, ósmosis inversa…) para conseguir que el agua circule a través de los pequeños poros de las membranas es necesario dotarla de mucha energía mediante bombas.

  • Transporte y distribución de agua potable:

Para conseguir que el agua llegue a los depósitos de almacenamiento y desde allí hasta los puntos de consumo también es necesario dotarla de energía. Esto se produce en las llamadas centrales de impulsión o de bombeo. Allí, mediante grupos de presión (es decir, conjuntos de bombas), se proporciona al agua la energía necesaria para llegar allí donde se necesite.

  • Puntos de consumo:

No hay que olvidar que cada vez que utilizamos agua caliente se ha necesitado energía térmica, proporcionada por los calentadores eléctricos o de gas, para elevar la temperatura del agua.

  • Transporte de aguas residuales y pluviales:

No solo es necesaria la energía para producir y transportar el agua potable. Como seguramente sabrás, el agua que sale de los edificios (casas, centros deportivos, hospitales, centros comerciales…) y las industrias se recoge a través de colectores para conducirla hacia las estaciones depuradoras de agua residual. En aquellos casos en los que es posible se utiliza la fuerza de la gravedad para que el agua llegue hasta ellas. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones es necesario recurrir otra vez a nuestras amigas las bombas para proporcionar al agua energía necesaria para que pueda llegar hasta la planta de tratamiento o depuradora. Estas impulsiones se realizan en las estaciones de bombeo de aguas residuales. Allí llegan aguas residuales y pluviales y las bombas las impulsan hacia la depuradora. Lamentablemente, hay unos seres muy desagradables que provocan que el consumo de energía en estos puntos se incremente. ¿Has visto alguna vez al monstruo de las toallitas haciendo de las suyas? Aquí tienes un ejemplo:

Recursos FIRST LEGO League

Y te preguntarás por qué aumenta el consumo de energía por culpa de las toallitas. Es sencillo: las toallitas están formadas por fibras y se van enrollando formando madejas que atascan las bombas, de manera que no circula agua a través de ellas, y en muchas ocasiones siguen funcionando para intentar extraer el agua existente en los pozos, sin conseguirlo. Además, es también común que lleguen a las estaciones de bombeo otros elementos que algunas personas arrojan a través del WC o dejan en la calle y no en las papeleras y que también pueden producir atascos.

  • Depuración:

Los tratamientos convencionales de depuración se basan en la degradación de la materia orgánica existente en el agua gracias a la presencia de microorganismos que también consumen oxígeno. En estos casos se inyecta aire (oxígeno) en los reactores biológicos. La producción y la inyección de este aire en el tratamiento suponen el mayor consumo de la energía en una estación depuradora de aguas residuales (entre el 30% y el 50% del consumo total).

  • Regeneración:

Para darle una segunda vida al agua, algunas estaciones depuradoras cuentan con procesos adicionales (tratamiento terciario) que permiten obtener un agua de mayor calidad para poder utilizarla, por ejemplo, en agricultura o para usos industriales, reduciendo así el consumo de agua. Para ello se emplean tecnologías, generalmente de membranas que, como hemos comentado anteriormente, requieren de energía.

Por eficiencia y protección medioambiental se hacen grandes esfuerzos en la gestión del ciclo integral del agua para controlar la energía que se consume. En primer lugar, a través de la medición del consumo en todos los puntos es posible detectar desviaciones y posibles anomalías de funcionamiento. Por otro lado, esta medición permite identificar aquellos puntos donde el consumo es más significativo y, por lo tanto, realizar acciones que permitan reducir el consumo energético con un mayor impacto.

Ahora ya sabes que cuando consumes agua también consumes energía. Por eso, piensa que cada vez que hagas un pequeño gesto para ahorrar agua estarás reduciendo el consumo de energía, y que también puedes llevar a cabo otras acciones que no suponen ningún esfuerzo como no lanzar al WC cualquier elemento que no sea papel de celulosa y que suman en favor del planeta. Apúntate al cambio, ¡es cosa de todas y todos!

¡UAAAAU! Muchas gracias por esta súper explicación, ahora ya sabemos que cada vez que hacemos algún tipo de uso cotidiano de agua también consumimos energía. ¡Increíble! ¿Alguno de vuestros proyectos tratarás sobre esto? Estamos impacientes por descubrirlo en los Torneos.

¡Hasta la semana que viene equipos!

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Newsletter

Archivos

​FIRST​ LEGO League España

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR