Recursos FIRST LEGO League | La Economía Circular

¡Hola equipos!


¿Cómo van los Proyectos Científicos? Hemos visto a través de las redes sociales que ya se están celebrando microFLL en muchos centros. ¡Seguro que todos lo hacéis genial! También hemos podido ver estáis a tope preparando vuestras presentaciones de Proyecto Científico, Valores FIRST LEGO League i Diseño del Robot. Es muy importante prepararse bien la presentación para poder explicar adecuadamente todo aquello que habéis investigado y trabajado. ¡Seguid así!


Mientras tanto nosotros seguimos compartiendo contenido que os puede servir de ayuda. Esta semana SUEZ y la Escuela del Agua nos explican qué es i en qué consiste la Economía Circular. ¡A nosotros nos ha parecido súper interesante! 


EXTRAER LAS MATERIAS PRIMERAS, PRODUCIR, CONSUMIR, Y… ¿DESECHAR? QUIZÁS NO: BIENVENIDOS A LA ECONOMÍA CIRCULAR


Buenos días a todas y todos: hoy hablaremos sobre un tema que poco a poco ha ido ganando peso en nuestro día a día – en los procesos industriales, en los modelos de consumo o en la concienciación ciudadana-. Hoy hablaremos de Economía Circular.


Un poco de historia: de la Crisis del Petróleo al Foro de Economía Circular

Para entender lo que es Economía Circular, primero debemos explicar lo contrario a ella, el modelo productivo que ha prevalecido durante siglos en nuestro día a día: la Economía Lineal.


Podemos entenderlo fácilmente con el nombre: un modelo de Economía Lineal es aquel que traza una línea recta: extraemos unas materias primeras, con ellas fabricamos un producto, lo consumimos y, una vez termina su vida, lo desechamos.


Sin embargo la Economía Circular plantea algo un poco distinto: si dotamos de una segunda vida al producto, o a componentes del producto, en lugar de desecharlos, entonces creamos un ciclo. Es más: con unos hábitos de consumo y la tecnología adecuada, podemos crear más y más ciclos, alargando la vida de nuestros recursos y creando un mundo más sostenible.


Pero… ¿dónde empezó todo? Repasemos un poco la historia y los hitos que propiciaron la aparición de la Economía Circular.


Dice el refranero popular que el hambre agudiza el ingenio, y en este caso fue exactamente lo que pasó, aunque no fue un tema de alimentación: el primer toque de atención vino en lo que se conoce como la crisis del petróleo.


En 1973, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) detuvo la producción de crudo y estableció un embargo para los envíos petrolíferos hacia Occidente, lo que provocó una inmensa subida de los precios y cortes de suministro. Todo esto aceleró una etapa económica negativa en el mundo occidental que ya había empezado, y llevó a una recesión global durante el año siguiente.


A largo plazo, el embargo produjo un cambio en algunas políticas estructurales de Occidente, avanzando hacia una mayor conciencia energética y haciendo que los países se planteasen sus modelos de consumo.


Uno de los principales actores del establecimiento del término “Economía Circular” y la implantación de modelos de consumo más responsables es la navegante Ellen McArthur.


Viajemos hasta 2005 para estudiar su caso: Ellen McArthur se embarca en un reto personal: batir el récord de vuelta al mundo en solitario sin escalas ni asistencia. McArthur superó el reto y la propia experiencia le sirvió para reflexionar sobre la finitud de los recursos. Según sus propias palabras, “es difícil de explicar, pero tu forma de pensar cambia completamente cuando el barco es tu mundo y todo lo que llevas encima es lo que cargaste en el puerto”. La navegante también remarcaba: “Hay que gestionar y aprovechar hasta las últimas migajas de la comida. Ninguna experiencia en mi vida podría haberme explicado de forma tan clara el concepto de finito: lo que tenemos ahí fuera es lo que tenemos, no hay más”.


A raíz de ese hito personal, Ellen McArthur investigó cómo podía promover cambios en la economía actual y creó el concepto de economía circular. La economía lineal (producir-usar-tirar) debía evolucionar hacia un modelo circular (cerrando el ciclo de vida de los productos).


¿Cuál es la novedad de esta teoría? Proponer el diseño de los productos de manera que al final de su ciclo de vida se separen sus componentes y se recuperen para generar el mismo u otro producto. Si deconstruimos una tortilla, ¿por qué no un teléfono móvil?


Ejemplos prácticos: ¿qué podemos hacer gracias a la Economía Circular?


En 1997, dos arquitectos holandeses crean en Rotterdam Superuse Studios, un estudio especializado en diseñar construcciones utilizando materiales que se habían convertido en residuos en su primera vida. Por ejemplo, podemos ver la construcción de un parque infantil utilizando palas de turbinas, o un centro de gestión de residuos que fue construido mediante placas metálicas  que, a su vez, habían sido desechadas de la industria automovilística:



De hecho, sus oficinas siguen esta filosofía y se construyeron utilizando acero de una industria textil y madera que se utilizaba en bobinas de cables. La verdad es que no les ha quedado mal:


Si pensamos en escasez de recursos, muchas veces pensamos en escasez de alimentos. En 2015, un grupo de amigos en Dinamarca creó Too good to go, una app que fomentaba que los ciudadanos pudiesen comprar alimentos a restaurantes y supermercados que iban a ser desechados, y desde entonces se han vendido más de 800.000 desayunos, cenas y comidas. Esta iniciativa se reflejó incluso en regulaciones estatales: en febrero de 2016, Francia se proponía luchar sobre el desperdicio de comida en hoteles, supermercados y otros comercios relacionados con el sector de la alimentación.


Cuando ser circular es una obligación: el caso del agua


El caso del agua es especialmente interesante: aunque en el primer mundo nos hemos acostumbrado a que el agua salga del grifo sin mayor problema, la verdad es que no es recurso para nada abundante:


Como podemos ver en el gráfico anterior, la mayor parte del agua del mundo es salada, pero incluso dentro del agua dulce, la gran mayoría se encuentra en forma de glaciares y hielo. Solo una pequeña parte se encuentra en forma de agua dulce que podamos extraer, ya sea en acuíferos (agua subterránea) o ríos y lagos (agua superficial).

De hecho, 1 de cada 8 personas en el mundo no disponen de acceso al agua potable. Eso significa que casi 1.000 millones de personas no tienen un grifo que puedan abrir para obtener agua de forma inmediata. Sumemos otro factor más: en 2030 el consumo de agua aumentará un 50%, lo que provocará situaciones de escasez mucho más graves.

Esto no significa que estemos irremediablemente perdidos, puesto que la Economía Circular también ha llegado al mundo del agua: cada vez hay más tecnologías de reutilización que permiten que el agua depurada puede utilizarse, en lugar del agua dulce, para diferentes usos tales como el riego de campos o la limpieza de calles. Además, las instalaciones de tratamiento de agua también se esfuerzan en valorizar sus residuos, mayoritariamente fangos de la depuración, para darles una nueva vida: pueden ser utilizados como abono en campos tras un tratamiento, o pueden utilizarse para producir energía. Una energía que puede utilizarse para hacer funcionar la depuradora, por ejemplo, o para bombear el agua dulce y hacer que llegue así a nuestros hogares.

Conclusiones


Y con esto llegamos al final del post de hoy. Hemos aprendido que, durante muchos años, hemos estado consumiendo productos “linealmente”, es decir, con el esquema extraer-producir-consumir-tirar. Sin embargo, cada vez más y debido a la escasez de materias primas y un deseo de sostenibilidad y eficiencia, se están desarrollando modelos de economía que permiten segundas y terceras vidas a los productos, o a componentes de los productos, una vez desechados: esos modelos son lo que llamamos Economía Circular.


¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais tan a fondo el término de Economía Circular? Nosotros hemos aprendido un montón de cosas que desconocíamos. ¡Muchas gracias por compartir estos conocimientos con nosotros! Es genial poder aprender de la mano de expertos en la materia.


COLABORADOR FIRST LEGO League

Socios FIRST LEGO League

Univ_Coruna
Innobasque_logo
Nicdo
Ita innova
Univ_Salamanca_logo
Univ_Burgos
Univ_Rovira_Virgili
Univ_Autonoma_Barcelona
upc-positiu-p3005
La_Salle
IQS
UVIC
Univ_Girona
M-UdL_logo
Campus universitari lleida
Univ_Politecnica_Valencia
UA (color) C
Univ_Illes_Balears
Intech
Univ_Castilla_La_Mancha
Univ_Politecnica_Madrid
Univ_Camilo_Jose_Cela
Integra-2019
Universidad de almeria
Logo-V1-Color-Web-600x237-pix-gif
Univ_Huelva
diputación_de_jaen
FLL_IO18_logo-PTS-Granada
Univ_Malaga
FLL_Sevilla_logoUS
Univ_Coruna
Innobasque_logo
Nicdo
Ita innova
Univ_Salamanca_logo
Univ_Burgos
Univ_Rovira_Virgili
Univ_Autonoma_Barcelona
upc-positiu-p3005
La_Salle
IQS
UVIC
Univ_Girona
M-UdL_logo
Campus universitari lleida
Univ_Politecnica_Valencia
UA (color) C
Univ_Illes_Balears
Intech
Univ_Castilla_La_Mancha
Univ_Politecnica_Madrid
Univ_Camilo_Jose_Cela
Integra-2019
Universidad de almeria
Logo-V1-Color-Web-600x237-pix-gif
Univ_Huelva
diputación_de_jaen
FLL_IO18_logo-PTS-Granada
Univ_Malaga
FLL_Sevilla_logoUS

© 2020 Fundación Scientia

Política de privacidad - Política de cookies

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram